22, Jul 2022
Alavés – Real Betis: El Partido De Fútbol De Jornada 9 , En Directo

Time juvenil do Vasco.jpg Tras empezar a formarse como futbolista en el Ringmahon Rangers y posteriormente en el Liverpool F. C., tras cuatro años subió al primer equipo, haciendo su debut el 25 de septiembre de 2019 en la Copa de la Liga contra el Milton Keynes Dons F. C., llegando a jugar la totalidad de los 90 minutos del partido. Desde que ganó la Champions en 2015, el Barcelona no ha vuelto a pasar de cuartos y ha sido eliminado con goleadas traumáticas: 3-0 (Roma), 4-0 (Liverpool) y 8-2 (Bayern), resultado que, el pasado agosto, escenificó brutalmente la crisis del club.

Untitled P. La colisión entre crisis económica y deportiva es ahora total. En el partido de primera fase de grupos, Olimpia contra Cerro Porteño el 24 de febrero, Santa Cruz anotó en la segunda mitad a los 58 minutos y al 89 pero su equipo fue derrotado por 4-3. El 5 de marzo, Santa Cruz jugó un total de 90 minutos, Camiseta Villarreal barata 2022/2023 – Beazl.com una victoria en casa por 4-2 ante el Palmeiras. ↑ «La Roja femenina igualó ante Colombia en la despedida antes del Mundial». ↑ «St George’s Hall, Liverpool», The National Heritage List for England (English Heritage), 2011, archivado desde el original el 24 de octubre de 2014, consultado el 9 de mayo de 2011 .

Mazda CX-7 - Flickr - David Villarreal Fernández (49) Por ejemplo, algunos músicos de pop, rock, hard rock, reggae, soul y pop latino que alguna vez utilizaron o utilizan barba fueron Barry White, Bob Marley, Jim Morrison (de The Doors), los miembros masculinos de Peter, Paul and Mary, Ian Gillan, Roger Glover y Jon Lord (los tres de Deep Purple), Jethro Tull, Jerry García (de los Grateful Dead), David Gilmour, Rick Wright y Nick Mason (los tres de Pink Floyd), Doug Clifford (de Creedence Clearwater Revival), Björn Ulvaeus (de ABBA), Phil Collins y Mike Rutherford (ambos de Genesis), The Eagles, Rob Halford y Ian Hill (ambos de Judas Priest), Marco Antonio Solís, Juan Luis Guerra, ZZ Top e incluso Los Beatles en su última etapa.

Por más títulos que ganara el Barcelona con Guardiola, Luis Enrique o Valverde, la gestión siguió canibalizada por los choques entre facciones. A nadie le sorprende ya mucho que los presidentes vayan pasando por comisaría. Los últimos 18 años, todos los presidentes del Barca han salido de la primera junta directiva de Joan Laporta.

Josep María Minguella: «El Barcelona llegó al cénit mundial con títulos, espectáculo, grandes jugadores, marcas peleándose por patrocinar. Pero el éxito hay que mantenerlo y saberlo transformar, si no lo haces a tiempo viene la debacle deportiva. Hay muchos ejemplos. En 2003, el candidato Laporta dijo que el modelo a seguir era el Manchester United, el club más rico del mundo entonces. Pero el United se hundió luego, dejó la primera línea del fútbol mundial, ni entraba en Champions ni competía en su liga. Han sido muchos años así. Algo parecido le pasó al Milan. Ganas la Champions, no sabes renovarte y vienen los problemas serios. En el fútbol cuesta llegar arriba, pero la transición posterior es aún más difícil. El Barcelona debió empezar ese proceso hace seis años, prescindir de jugadores emblemáticos de los que era necesario (aunque doloroso) desprenderse. Si no lo haces, vas cayendo, cayendo y cayendo, como le ha pasado al Barça; y eso que ha estado sujetado por Messi, el mejor del mundo, si no la caída hubiera sido aún peor».

El lema «el Barça es más que un club» siempre lo entendí como que el Barça era fuente de ingresos de muchos sectores (deportivos, políticos, empresariales) en Cataluña. No creo que tenga que ver con guerras ideológicas o con diferentes maneras de ver el club, sino con el Barça como fuente de ingresos por la que merece la pena matarse.

En medio del drama, no obstante, surgen voces discordantes, como la de Joan Gaspart, el presidente anterior a Laporta, que aunque tuvo un mandato convulso e histriónico, está ahora en modo sosegado-hombre-de-club. Días después, Messi anunció su marcha del Barcelona, traumatizando a la parroquia culé; y aunque Bartomeu logró retenerle a las malas, su presidencia quedó vista para sentencia y dimitió en octubre.

Aunque el prestigio del club quedó rayado con tanta reyerta interna, todo esto quizá le traería al pairo al aficionado si se siguieran ganando títulos, pero no es el caso. Hablamos con él: 1) «Bartomeu es mi amigo, vaya por delante, pero no creo que haya hecho nada malo o ilegal»; 2) «En la historia del Barcelona ha habido de todo, hasta un presidente asesinado; el actual no es el momento más grave ni de lejos»; 3) «Se olvida que este club sigue siendo propiedad de los socios, a diferencia de otros que son propiedad de un millonario ruso, un chino o un fondo. Como los socios pueden denunciar, criticar o fiscalizar lo que quieran, las presidencias del Barça suelen ser más movidas, mientras en otros clubes nadie pide cuentas y las crisis las resuelven los dueños millonarios poniendo dinero de su bolsillo»; 4) «Todo el fútbol español está en crisis por el covid y hay clubes del tamaño del Barça en igual o peor situación. No estoy preocupado. Todo esto pasará»; 5) «El domingo votaré savia nueva, hay que mirar hacia el futuro, no hacia el pasado».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.